miércoles, 18 de enero de 2017

SANGHA SERVICES Y LOS ENCUENTROS ELEUSINOS

Fernando Sánchez Dragó, conocido periodista y escritor español, junto con el también escritor Javier Redondo Jordán organizan de manera periódica una serie de encuentros abiertos al público en los que trata, durante algunos días, de temas concretos con ponentes y debates.

Esta vez Fernando eligió Varanasi (Benarés) como lugar para celebrar el XVII Encuentro Eleusino. Y gracias al apoyo del también escritor Alvaro Enterría, Sangha Services pudo colaborar en este evento.

Varias personas llegadas de diferentes puntos de la geografía española participaron de este encuentro, breve pero intenso. Alojados en un hotel a orillas del Ganges, por las mañanas disfrutaron de jornadas dedicadas, en su mayoría, a la ciudad de Varanasi y el hinduismo. Los ponentes Alvaro Enterría, Cristina Iglesias y Begoña de Guezala, residentes en la ciudad, hablaron además de sobre su experiencia en India, sobre el hinduismo, Varanasi en el día a día y la música india. Fernando Díez, reconocido filósofo, escritor, sitarista y maestro en general, estuvo compartiendo su experiencia vital en esta ciudad a orillas del Ganges; la periodista Ana Grau compartió su experiencia en su primera visita a India, y Fernando Sánchez Dragó finalizó el encuentro con una ponencia sobre su experiencia personal vivida hace años en la ciudad, entre otros temas.

Fernando Sánchez Dragó y Ana Grau

Alvaro Enterría

Además, el grupo, de la mano de Cristina y Ravi, recorrieron la ciudad en un paseo guiado por el casco antiguo y los crematorios, conociendo los rincones más destacados de Benarés y las curiosidades sobre los templos, ashrams, etc. Y para finalizar el día realizaron un paseo en barca por el Ganges para disfrutar de la ceremonia de Arti.



El día 1 de enero estaba programada una salida para visitar los templos más destacados de la ciudad nueva, pero después de llegar a duras penas hasta el autobús y visitar el templo de Madre India… ¡nos vimos atrapados en un atasco monumental en el que pasamos más de dos horas para recorrer un kilómetro! Así que un poco desesperados por la situación, decidimos cancelar el resto de las visitas y caminar tranquilamente por los ghats hasta el hotel.

Estamos muy agradecidos a todas las personas que hemos conocido y que nos han aportado tanto en estos días. Esperamos que el tiempo aquí vivido haya sido de su agrado, y que la experiencia del encuentro en Benarés les haya dado a cada uno de ellos aquello que venían buscando.


¡Hasta la próxima!


                         

miércoles, 11 de enero de 2017

Recordando nuestro viaje cultural y espiritual a India, diciembre 2016

¡Cómo pasa el tiempo! Ya hace un mes y parece que fue ayer cuando nuestras amigas Eli, Angels, Chris y Andrea y nuestro amigo David llegaron a India para disfrutar de un viaje cultural y espiritual centrado, sobre todo, en la ciudad de Varanasi.


Después de visitar el Taj Mahal nuestros pacientes viajeros sufrieron un retraso en su tren desde Agra ¡¡de más de 19 horas!! En esa fecha la niebla se apoderó del norte de India, y tanto trenes como aviones sufrieron cancelaciones y retrasos. Tras una noche movida en la que no sabíamos a la hora a la que saldría su tren, y un largo día de viaje, finalmente llegaron a Varanasi.

Cambiamos de alojamiento, y se instalaron en dos habitaciones con cocina, baño y salón cerca de la zona de Assi ghat. Allí, durante los días de su estancia en la ciudad, recibieron de manos de Ravi Dubey clases de cultura india: religión, sistema de castas, yoga, etc. Y disfrutaron de los desayunos y comidas que Kamla preparaba a diario.




Por las tardes realizaron visitas a diferentes lugares de la ciudad de Varanasi: los ghats, el casco antiguo y crematorios, paseo en barca, templos, Sarnath. ¡Pasamos mucho frío! Fueron días en los que el tiempo no acompañó del todo, pero la niebla le otorgó a la ciudad un aspecto más misterioso y quizá, porque no, místico…



Y para completar el viaje viajamos un fin de semana a Bodhgaya, el lugar en el que Buda alcanzó la Iluminación. Visitamos además del Templo MahaBodhi, donde se encuentra el árbol sagrado, la cueva de Mahakala (donde Buda meditó durante dos años), el Pico del Buitre (donde vivió y reveló el Sutra del Corazón), y las ruinas de la Universidad de Nalanda, una de las más importantes universidades budistas de la historia.




¡Pero nos faltó tiempo! A todas/os nos habría gustado disponer de más días para vivir y sentir Varanasi, para disfrutar de más tés en compañía, para profundizar más en la cultura, la espiritualidad, las raíces de este país que sin duda necesita una vida entera para ser comprendido.
Gracias a nuestros cinco amigos por compartir unos intensos y bellos (además de fríos) días con nosotros.


¡Ya sois parte de nuestra familia!











miércoles, 5 de octubre de 2016

VIAJE A INDIA CON ELI MERCADAL

Sangha Services está preparando, junto con la terapeuta mallorquina Eli Mercadal (Eli Mercadal). Un viaje muy especial a India del 1 al 13 de diciembre de 2016. Un viaje que te permitirá no solo conocer lugares emblemáticos de este país como el Taj Mahal o el templo Mahabodhi en Bodhgaya, lugar en el que Buda alcanzó la Iluminación, sino que te ayudará a adentrarte en las raíces de la cultura y la espiritualidad de India.


Durante el tiempo del viaje estarás acompañado por una persona hispano hablante que traducirá todas las explicaciones para que no te pierdas ningún detalle. Y disfrutarás de comida vegetariana casera cocinada en la residencia/ apartamento donde nos alojaremos.



Además de las visitas turísticas, durante los días de estancia en Varanasi (Benarés) tendremos unas jornadas culturales por las mañanas para que nada de lo que veas o experimentes te resulte ajeno. Podrás conocer las diferentes sectas del hinduismo, los dioses y su simbología, entender el sistema de castas y su papel en la sociedad y muchos temas más que te ayudarán a comprender un poco más desde dentro una sociedad altamente compleja.





También, si así lo deseas, podrás disfrutar de una clase de yoga todas las mañanas de manos del Dr. Rakesh, conocido yogui de Varanasi o recibir un relajante masaje ayurveda o de reflexoterapia, visitar al astrólogo ¡y mucho más!





Un viaje único de la mano de Eli Mercadal y Sangha Services que sin duda te llegará y te llevará hacia el interior de ti mismo y de la cultura india.



Para más información contacta con Eli a través de su email: contacte@elianamercadal.com​


Una gran experiencia: Grupo Recreativo Cultural CIEMAT y Sangha Services

En el mes de septiembre tuvimos el gran placer de recibir en India a un grupo de 60 personas llegadas de Madrid. Algunos eran trabajadores de la empresa CIEMAT y otros amigos o familiares de los trabajadores.

El viaje lo organizó el Grupo Recreativo Cultural, que contó con los servicios de Sangha Services para conocer India.



Tras la llegada a Nueva Delhi y el desayuno, distribuimos a los participantes una "gamcha" (pañuelo típico de India) para que sirviera de referencia del grupo, ya que con tantas personas era necesaria una identificación. Y un poco después nos pusimos en marcha para visitar Qutub Minar, el Templo del Loto, Gandhi Memorial y el lugar en el que Mahatma Gandhi fue asesinado.

En Qutub Minar

Nuestro grupo en Qutub Minar
Paseo por la casa de Gandhi
Visita al Gandhi Memorial


 Distribuidos en dos autobuses, nuestros viajeros disfrutaron de sus primeras horas en India impactados por todo lo que veían y escuchaban a su alrededor, pues India entra por los sentidos y nos rompe nuestros esquemas mentales con tan solo vivirla unas horas.

A la mañana siguiente nos pusimos rumbo a Pushkar. Seis horas de autobús que merecieron la pena, ya que llegamos a un precioso hotel en la naturaleza donde, además de disfrutar de buena comida y estancia, pasamos un rato en los bonitos jardines. Por la tarde visita a Pushkar, su bazar y su lago sagrado.

Hotel Pushkar Fort

En el bazar de Pushkar

 Día tercero, Jaipur. Pero antes de llegar hicimos un alto en el camino para conocer la mezquita de Ajmer, una de las más importantes en el norte de India para los musulmanes, ya que alberga la tumba de un santo sufí. Allí pasamos un buen momento ya que subimos al lugar de la mezquita en tucktuck (auto rickshaw), ¡sin duda una de las experiencias más divertidas del viaje!


En la Mezquita de Ajmer

 Y tras esto rumbo a Jaipur… ¡con otro alto en el camino! (pero esta vez inesperado). Uno de nuestros autobuses tuvo que hacer una “parada técnica” para arreglar un pequeño problema de mecánica, así que los pasajeros de dicho autobús (entre los que me encontraba yo), pasamos un rato en la autopista sentados a la sombra y tomando un chai. ¡Otro momento memorable! India, sin duda, nos ofrece muchos momentos “inesperados”, pero vivirlos de manera natural y con alegría hace que la experiencia de esos momentos sea positiva. Y así lo hicimos en esta ocasión…

Un alto en el camino
Nuestro autobús reparándose


 Jaipur, un lugar sin duda muy recomendable para visitar, pues su Fuerte de Amber y su muralla, el Palacio del Lago, el Palacio de los Vientos y el Palacio de la ciudad son monumentos muy bellos que merece la pena conocer. Allí pasamos dos días, realizando visitas por la mañana, paseando por sus calles durante el día y por la noche disfrutando de las instalaciones del hotel, con su piscina y su jardín. Y de las marionetas tradicionales de Rajastán.

Fuerte de Amber
Paseo en elefante
Nuestro grupo en el Fuerte de Amber
"Namaste"
Un momento de descanso

Visita al palacio de la ciudad


Sin duda uno de los momentos que nuestros viajeros esperaban con más ganas era la visita al emblemático Taj Mahal. De camino paramos en los palacios de Fathra Pur, pero el calor tan fuerte de la mañana no nos permitió disfrutar mucho de este momento…

Fatrha Pur


Después de una noche en Agra, temprano en la mañana nos pusimos en marcha para visitar el Taj Mahal, este monumento al amor que resplandece a orillas del río Yamuna. ¡Fotos, fotos y más fotos! Sin duda las merece… Y aunque no es tan popular, la belleza del Fuerte Rojo también impresionó a algunos viajeros.

Taj Mahal
Nuestro grupo en el Taj Mahal
Fuerte Rojo


Y se iba acercando el momento más temido para todos: ¡el viaje en tren a Varanasi! Hay que decir que viajar en Tercera en India es viajar cómodo y tranquilo. En la estación sorprendíamos por ser tantos, pero nos movimos de manera muy organizada y fue muy sencillo que cada uno se ubicara en su compartimento y su litera. En un vagón con 42 personas de nuestro grupo la noche fue muy divertida, ¡con pases de modelos y conciertos incluidos! Y el miedo se disipó y todos durmieron plácidamente, agradecidos de haber vivido también esta experiencia en India.

En la estación
Momentos en la estación
En el tren

Llegada a Varanasi. Y sin más rumbo a los templos de la Universidad de Benarés, de Madre India y de Durga. Y como no, los deseos a Nandi, el vehículo de Shiva, que espero que se los haga llegar para que se les cumplan a todos.

Por la tarde paseo por Assi ghat, con su tráfico y sus atascos, y ceremonia de Arti en Tulsi Ghat a orillas del Ganges.

Deseos a Nandi
En el Templo de Madre India
Arti en Tulsi Ghat


Debido a la subida del río en los días del viaje no pudimos realizar el paseo en barca, así que al día siguiente temprano en la mañana nos acercamos a Dashashwamedh ghat, el ghat principal de la ciudad, para ver los baños rituales al amanecer. Y después paseo por el casco antiguo y visita al crematorio principal, Manikarnika. A pesar de ser 63 personas, pudimos manejarnos perfectamente por los intrincados callejones de la ciudad antigua.


En Dashashwamedh Ghat al amanecer


Tras un descanso para comer nos pusimos rumbo a Sarnath, el lugar en el que Buda dio su primera enseñanza tras alcanzar la Iluminación. Tampoco el calor nos dejó disfrutar plenamente de la belleza de este lugar, pero aprendimos nuevas cosas sobre el budismo gracias a las explicaciones de Ravi.


En Sarnath
Estupa en Sarnath


Y llegó el ultimo día… Tras las despedidas en el hotel de Varanasi, rumbo al aeropuerto para vuelo a Delhi. Comida en Delhi y… ¡vuelta a España!


Ultima foto de grupo


Despedidas

Balance final: maravillosa experiencia. Sesenta personas son muchas personas, pero gracias a su responsabilidad, disposición y a sus ganas de pasarlo bien todo fluyó y, aunque algunos pasaron momentos difíciles debido a la salud (las famosas indigestiones indias), creo que todos disfrutaron de la experiencia tanto como lo hicimos nosotros.

Y ahora… ¡ya llevamos a 60 personas más en nuestros corazones! Gracias amigos y amigas de CIEMAT.



¡Hasta la próxima!


ALGUNOS MOMENTOS MÁS DE NUESTRO VIAJE:

























NAMASTE